PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Charles André Greer: El creador de la Golden Chair International

Hablamos con Charles André Greer quien decidió crear la Golden Chair International, una batalla de barberos, la más antigua y la más conocida de las que se organizan en España, para dar conocer jóvenes talentos de la peluquería masculina.

Charles es norteamericano, del Sur de los Estados Unidos. Vino a España cuando trabajaba como analista para una gran firma financiera de su país. Aquí se enamoró y cuando nació su hija, estalló la crisis. Su empresa decidió marchar de España, pero Charles que había echado raíces, se quedó. Estuvo dando clases de inglés en grandes empresas de Barcelona, hasta que lanzó su propio negocio de importador y distribuidor de productos para barbería en España. En el Sur de los Estados Unidos, la barbería es un club social para la comunidad afroamericana.

¿Por qué se ha mantenido esa costumbre que aquí se perdió?

Pasó algo parecido, los hombres pasaron a frecuentar los salones unisex donde iba toda la familia. Sin embargo, las barberías son muy importantes para las comunidades afroamericanas y las latinas. Para los afroamericanos del Sur, por el tipo del cabello y el clima, los degradados, los fades, son muy habituales.

¿Cuándo piensa en introducir las batallas de barberos en España?

Soy distribuidor de productos de peluquería y barbería y veía que esos chavales, algunos de ellos eran muy buenos profesionales, no saldrían de su barrio. Sabía que en mi país se organizaban batallas de barberos donde todos compiten con todos. La finalidad de las battles es descubrir nuevos talentos y ofrecer oportunidades laborales a gente realmente buena que de otra manera no podría tenerlas.  

¿Cómo preparó este proyecto?

Estuve dos años investigando, preguntando (que nadie te lo cuenta todo, son bastante cerrados) y analizando los reglamentos de estas “batallas”. Luego pasé seis meses buscando un local en Barcelona que cumpliera los requisitos que necesita un evento de estas características…

Llama mucho la atención el trofeo...

Sabía lo que quería y me costó mucho encontrarlo. Me ofrecían los típicos trofeos que se dan a los deportistas. Luego busqué algún artesano, pero tampoco fue fácil. Alguien me dio el contacto de un artesano de Galicia. Le expliqué lo que quería y lo entendió a la perfección. Primero talló en madera el trofeo y de ahí sacó el molde con el que se hace. Pura artesanía.

¿Se esperaba la acogida que ha tenido esta iniciativa?

En el primer evento reuní 400 personas algo que para mí era impensable. En la última celebrada, fueron  más de mil personas que vibraban con la barbería. El concurso se divide en seis categorías: Aprendiz-Estudiante/Fast Fade/ Retrato/Peine y Tijeras/Freestyle/Corte y Barba.

Vuelve a Barcelona, después de la experiencia exitosa de Sevilla.

Sí, quise hacer dos batallas al año y llevar el concurso a otras ciudades de España. Pero la expansión ha resultado muy compleja. Estoy solo en este proyecto personal y además soy un autónomo, así que después de probarlo, he decidido que lo mejor es el formato de una edición anual y en Barcelona.

Se entiende. Ya es complicado ser autónomo... ¿Por qué sigue con esto?

Te voy a contar los casos de varios jóvenes que participaron en estos concursos, pero no daré nombres. En una de las primeras ediciones, se presentó un chico con un amigo y vio como el amigo ganaba y a él lo eliminaban. Este chaval se dedicó ese año a ir formaciones y talleres con el objetivo de mejorar sus técnicas. En la siguiente edición, ganó un par de premios en categorías diferentes y hoy está trabajando como formador oficial de una firma del sector.

Te explicaré otro caso. El año pasado traje a Cosmobeauty a uno de los ganadores de la edición de Sevilla. Es un chico joven de una barriada marginal. Un gran profesional, pero estaba arruinado. Tras la demostración que hizo en la Feria de Barcelona, trabaja como formador para varias marcas.

Y, el último. Un chico de origen colombiano, que vive en Madrid, ganó uno de los concursos. Un día me llamó su padre desde Colombia para darme las gracias, porque ese premio le ha abierto las puertas en el ámbito profesional.

Este tipo de cosas son las que me llenan y me motivan. Me apasiona, pero no me gustan los focos, ni ser el centro de atención.

¿Qué nos puede decir de los patrocinadores?

Me ha costado mucho. Lo he promocionado con mis marcas y Steinhart. Estoy muy agradecido a Fama-Fabré porque me han apoyado desde el principio. Es curioso porque hace poco Miquel Fabré me dio las gracias por haberle ofrecido el poder participar y promocionar este concurso que se dedica a potenciar a jóvenes talentos. Me dijo  que cuando fui a verle con el dossier “no lo entendía, pero sabía que tenía que estar”. 

En este tipo de eventos, el speaker es fundamental…

El speaker Iván Suárez es una auténtica institución en los Estados Unidos y en Europa. Su apodo es el “Chico Boom”. Ha hecho 66 batallas en los últimos cinco años, trabaja y viaja con  la organización de battles más importante de Estados Unidos.

Usted es norteamericano, ¿cuáles son las principales diferencias entre su país y España?

De entrada hay una gran diferencia. En mi país si alguien quiere abrir una barbería necesita una titulación que lo acredite. En cada Estado es distinta, en unos se necesitarán mil horas de formación reglada y en otro serán dos o tres mil. Esa formación incluye la parte técnica y todo lo que rodea a la profesión. Hay muchas cosas que aquí no se enseñan. Por ejemplo, cada barbero sabe montar y desmontar su propia máquina, ajustarla a su gusto y trabajar con un fade al milímetro. Allí, son muy buenos con las máquinas y aquí, con el peine y tijera.

Ah sí….

En Estados Unidos, los barberos han ido a los salones de peluquerías femeninos para aprender a usar el peine y la tijera, a hacer más volumen o a seccionar el cabello. En España ha pasado al revés. Aquí se usaban las máquinas de toda la vida que ni siquiera las ajustaban mucho. Al principio casi todos mis clientes eran latinoamericanos que conocían bien la manera de trabajar las máquinas. Lo que me gusta es que los profesionales españoles están aprendiendo y fusionando técnicas.

¿Dónde hay mejores los mejores barberos?

La respuesta es muy fácil: dónde hay más diversidad étnica. En Cuba, Colombia, Brasil o la República Dominica un barbero se encuentra desde el cabello rizado de un africano hasta el cabello lacio de un asiático o un nativo americano, pasando por los europeos. Estos profesionales saben trabajarlos.

En general, ¿los profesionales españoles están preparados para afrontar esta diversidad?

No, pero quieren aprender para atender bien a sus clientes. En Europa, estoy haciendo formaciones de cabello afro.

¿Cuál es el futuro de la batalla de barberos Golden Chair?

Hoy la batalla atrae a concursantes del extranjero, a los mejores bloggeros en barbería e incluso a grandes profesionales del extranjero como Bobby Owen. Hay proyectos para llevar esta idea a otros países de Europa e incluso a África. Me gustaría crecer todavía más y que fuese una competición internacional.

 

Por Maite Aldazabal

Directora Editorial C&C Magazine

Charles André Greer: El creador de la Golden Chair International

Subir