PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Artículos de estética y belleza

Tratamientos de estética para piel sensible

La piel sensible es extremadamente vulnerable. Las agresiones externas (como el viento, sol, frío, polución, etc.) pueden generar estragos en ella, ya que reacciona de manera excesiva con enrojecimiento o ardor en los casos más leves, a erupciones o debilidad capilar permanente.

Es de crucial importancia no confundir una piel reactiva o sensible con una piel alérgica, ya que en este último caso la reacción se debe a una respuesta exagerada del sistema inmune ante un agente externo que identifica como dañino.

También vale la pena aclarar que las pieles sensibles pueden ser tanto normales, como secas, grasas o mixtas.

Tratamientos para la piel sensible en el centro de estética

El abordaje de este tipo de pieles no es sencillo, y además es crucial el saber cuál o cuáles son los factores que desencadenan la reacción de la piel para poder evitarlos.

Lo que se busca es la prevención de la reacción del cutis, fortalecimiento del tejido y estimulación de la función aislante natural del estrato córneo.

  • Limpieza de cutis:

Se realiza una limpieza con productos apropiados para piel sensible elegidos cuidadosamente y aplicados con elementos descartables y guantes de nitrilo, que evitan la resequedad, no sean agresivos y posean principios activos calmantes capaces de suavizar y refrescar la piel a la vez que minimizan la irritación.

  • Peelings enzimáticos:

Son los únicos peelings que pueden resistir las pieles sensibles o reactivas ya que son suaves y no generan descamación. Siempre es necesario aplicar después del tratamiento una mascarilla descongestiva e hidratante que puede ser con extracto de camomila, coco o extracto de árnica ya que reducen el enrojecimiento. Otro fiel aliado de este tipo de piel es el ácido lactobiónico al 10% con el cual se pueden desarrollar protocolos muy eficientes de tratamiento para este tipo de piel.

  • Hidratación y nutrición:

Todos los cosméticos empleados en la piel sensible tienen que ser hipoalergénicos, con activos descongestivos y calmantes sin perfumes ni alcohol. Lo ideal es que posean ingredientes que naturalmente se encuentran en el estrato córneo como: fosfolípidos, colesterol, ácidos grasos, liposomas y ceramidas, ya que pueden nutrir, hidratar y reparar la piel.

  • Electroporación:

La electroporación o mesoterapia virtual se basa en la emisión de una onda electromagnética capaz de alterar el potencial eléctrico de la membrana plasmática, lo que da como resultado la apertura de canales intracelulares por los que es posible introducir sustancias cosméticas electroporadas.

  • Alta frecuencia:

Este equipo posee electrodos de vidrio que contienen gas ozono, el que genera una lipoperoxidación de las grasas, es bactericida y aumenta la temperatura y vasodilatación local, consiguiendo un incremento en la irrigación, oxigenación y nutrición de los tejidos.

Con el equipo de alta frecuencia la piel se nutre y oxigena, recobra de manera paulatina sus valores nutritivos y metabólicos, razón por la que es un tratamiento indicado para combatir diversos problemas cutáneos como fotoenvejecimiento, irritación, rosácea, arrugas, piel de pergamino, sequedad, déficit sanguíneo, etc. Además de su alto poder descongestivo.

La piel sensible es un problema que persiste toda la vida, por lo que siempre hay que mantener hábitos de higiene y cuidados adecuados. Dos pilares son los esenciales: evitar la irritación y tratar la reactividad mediante el refuerzo y la estimulación de la barrera de protección de la piel.

 

By Daniela Montecchiarini

Subir