PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Entrevistas de estética profesional

Todo sobre el sol y los factores de protección

Con el buen tiempo a todos nos apetece disfrutar de las actividades al aire libre, en especial de la playa. A estas alturas todos hemos oído hablar de los peligros del sol. Para informarnos mejor sobre este tema hemos entrevistado a Oriol Pérez, responsable técnico de Selvert.

Con el buen tiempo a todos nos apetece disfrutar de las actividades al aire libre, en especial de la playa. También querremos volver de vacaciones con un bonito bronceado. A estas alturas todos hemos oído hablar de los peligros del sol. Para informarnos mejor sobre este tema hemos entrevistado a Oriol Pérez, responsable técnico de Selvert.

Por Maite Aldazabal

Las radiaciones solares son unas emisiones de energía que procedentes del sol se propagan a través del espacio. Entre ellas, destacan la radiación ultravioleta B (UVB) y la radiación ultravioleta A (UVA), las cuales tienen efectos positivos y negativos sobre nuestro organismo.

Nuestra piel utiliza esta energía solar para ayudar al organismo a sintetizar la vitamina D (fundamental para la formación de los huesos) y la melanina. La acción solar estimula la producción de la melanina, responsable del color de nuestra piel, para protegernos de los efectos dañinos de los rayos ultravioletas de forma natural.

Los riesgos

Sin embargo, Oriol Pérez, responsable técnico de Selvert, nos advierte que “un exceso o abuso de la exposición solar puede ser muy perjudicial.” En primer lugar, los rayos UVB son los máximos responsables de la inflamación cutánea (quemadura solar) y del enrojecimiento en la piel (eritema). Aunque la radiación UVB contribuye en mayor medida al riesgo de cáncer, no se debe desdeñar el peligro que entrañan los UVA. Por su parte, estos últimos son los causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Además, las últimas investigaciones indican que una exposición excesiva al sol afecta al sistema inmunitario corporal.

Cómo actúan los rayos solares en la piel

La luz ultravioleta daña las fibras de colágeno y causa una producción excesiva de radicales libres, partículas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo, pero que en un número excesivo producen desórdenes celulares. La piel pierde su elasticidad y aparece deshidratada y arrugada. Se habla de fotoenvejecimiento cuando se produce un deterioro de la piel o envejecimiento originado por la exposición excesiva a los rayos solares.

Oriol Pérez nos recuerda que la naturaleza no es democrática y “no somos iguales ante el sol”. La piel posee una capacidad de resistencia al sol programada en nuestros genes y al exponernos la vamos agotando, puesto que los efectos nocivos del sol a largo plazo son dosis dependientes y acumulativas.

El responsable técnico de Selvert concluye que dadas las acciones negativas que presentan las radiaciones solares UVB-UVA es imprescindible que la piel y el cabello expuestos al sol estén perfectamente protegidos”.

Como protegernos del sol

La ciencia ha desarrollado dos tipos de filtros solares en función de su modo de neutralizar la acción dañina de las radiaciones solares:

  • Filtros físicos: Son micropartículas que actúan reflejando la radiación solar e impidiendo que ésta penetre en la piel y produzca efectos nocivos.
  • Filtros químicos: Son moléculas que actúan absorbiendo la radiación solar y transformándola en otro tipo de energía que no resulten dañina para la piel.

Los especialistas aseguramos que ambos filtros son igual de eficaces a la hora de protegernos de las radiaciones solares”, afirma Oriol Pérez. Selvert emplea ambos tipos de filtros. Aunque cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Los filtros químicos presentan como principal inconveniente que pueden llegar a ser absorbidos por la piel lo cual puede provocar intolerancias y alergias cutáneas. Por su parte, los filtros físicos no son absorbidos por la piel siendo más recomendables para pieles delicadas o con intolerancias”. Sin embargo, muchos de ellos dejan un halo blanquecino antiestético sobre la piel.

Factores de protección solar

Los productos con filtros solares se clasifican por factores de protección. Cuánto más elevado es el número, más protege. La elección del factor de protección solar depende tanto del tipo de piel como, de las condiciones meteorológicas, de la duración, del horario y del lugar de la exposición a la radiación solar. Podemos clasificar los protectores solares en 4 categorías según su índice:

  • Muy alta protección, con un índice superior a 60.
  • Alta protección, con un índice entre 30 y 59.
  • Moderada protección, con un índice entre 15 y 29.
  • Baja protección, con un índice entre 6 y 14.

En la actualidad los índices de protección baja sólo son recomendados para cortas exposiciones solares. Si la exposición solar será media o muy larga se aconseja el uso de protecciones superiores a 15.

Consejos para una correcta protección

Es fundamental saber cómo aplicar el producto. Así, la protección solar se debe poner media hora antes de la exposición solar. La aplicación debe ser homogénea y regular y sobre todas las partes del cuerpo expuestas al sol. “Sin olvidar zonas delicadas tales como cuello, orejas, labios, empeines y calva”. Para lograrlo, se tiene que utilizar el producto de forma generosa y repetir la aplicación cada 2 horas porque actúan en la superficie y pueden ser eliminados con la transpiración, el baño, con el contacto con la arena y/o toalla. De todos modos, en el mercado hay productos resistentes al agua y a la sudoración con excipientes que garantizan una alta persistencia sobre la piel. En estos casos, el periodo de tiempo puede ser más amplio.

Oriol Pérez, responsable técnico de Selvert, concluye: “No abusemos del sol ni salgamos de casa sin protector solar. O nuestra piel nos pasará factura dentro de unos años”.

Todo sobre el sol y los factores de protección

Subir