PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Artículos de peluquería profesional

Descamación: despídete de la irritación

La caspa es uno de los problemas más odiados pero, a la vez, más comunes y sufridos tanto entre hombres como mujeres. Su aparición es antiestética, molesta y aporta un exceso de grasa al cabello. Aún así, alrededor de un 50% de la población padece este problema en más o menos grado y existen muchos falsos mitos acerca de cómo conseguir librarse de la descamación capilar.

La caspa es una acumulación de la piel muerta del cuero cabelludo, que surge debido a una inflamación e irritación de la piel, a partir de la cual ésta reacciona acelerando el ciclo de renovación de las células y deshaciéndose de la piel muerta de manera excesiva. Estas células muertas caen de la cabeza compactadas en partículas visibles que pueden llegar a medir, en los casos más graves asociados a la dermatitis seborreica o a la psoriasis, hasta 5 milímetros; y que provocan no sólo picor en el cuero cabelludo, si no que son un grave problema estético para las personas que lo sufren, ya que las partículas caen sobre la ropa, haciendo que sean muy visibles para las demás personas.

Existen multitud de métodos para tratar el problema de la caspa común. El mito de no lavarse la cabeza o lavarla demasiado frecuentemente es, en realidad, un error fatal, ya que no sólo no la hace desaparecer sino que provoca una descamación aún mayor  de las células del cuero cabelludo. Como profesionales capilares que somos, la solución ideal está en atacar el problema de raíz en el salón con tratamientos intensivos y asesorar al cliente sobre el mejor tratamiento a domicilio para su problema concreto, según el grado de descamación que sufra.

Son muy recomendables los productos a base de disulfuro de selenio - de acción antimicótica- o ketoconazol -de acción antifúngica-, que permiten un control bastante amplio del problema de la caspa. Sin embargo, en caso de que detectemos caspa amarillenta, que cuesta de despegar de la cabeza y que se presenta en partículas bastante grandes de hasta 5mm, debemos recomendar al cliente que acuda al dermatólogo para el diagnóstico de una posible dermatitis seborreica o incluso de una psoriasis, en cuyo caso se debe seguir el tratamiento recomendado por el médico.

Así que, en definitiva, el problema de la caspa no debe quitarnos el sueño. A pesar de ser molesta, si aprendemos a tratarla adecuadamente podremos consiguen efectos reales y duraderos entre nuestros clientes que nos reportarán grandes beneficios.

Foto: Garbo Estilistas

Subir