PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Entrevistas de peluquería profesional

Saco: Estructura y emoción

A pesar de ser una marca joven, Saco ha conseguido posicionarse como una de las más prometedoras factorías de tendencias del mundo de la peluquería.

Por Magda Simó

A pesar de ser una marca joven, Saco ha conseguido posicionarse como una de las más prometedoras factorías de tendencias del mundo de la peluquería. Con sus actuaciones en el Alternative Hair Show, su amplio programa formativo, sus impresionantes colecciones y su presencia en varios países, es una firma en continuo crecimiento. Con ocasión de su visita a España, el británico Richard Ashforth, la mente creativa detrás de Saco, nos abre las puertas a su visión preclara y original del oficio, al mismo tiempo que nos presenta Curve Collection: pura estructura y meticulosidad en tonos pastel.

Hay muchos modos de llegar a esta profesión, pero sin duda el tuyo es uno de los más atípicos, ¿cómo pasaste de tus estudios de Historia del Arte a la peluquería?

Necesitaba un trabajo durante el día porque en esa época pinchaba discos por la noche y la peluquería me pareció una buena opción, relacionada con la diversión y la moda y además, ¡hacía que estuviera todo el día escuchando música! (Risas)

Y entonces, una vez elegido el camino, ¿te enamoraste del oficio?

Creo que fue amor a primera vista: gente estupenda, tanta energía y tanto por aprender. La formación fue dura pero apasionante, creciendo día a día como profesional. Realmente fue una época increíble.

¿Quién ha sido una influencia mayor para ti a lo largo de tu carrera?

He tenido la suerte de tener grandes mentores. Mi primer jefe, Robert Taylor, en mi ciudad natal de Sheffield, es uno de ellos, con un ojo impresionante para la forma y la estructura y realmente apasionado por su trabajo. También debo mencionar a Tim Hartley y Mark Leeson de Sassoon, con quienes tuve el placer de trabajar diariamente una vez hube alcanzado el nivel senior en Vidal Sassoon. Tim tiene un sentido sorprendente para las tendencias, no sólo para el cabello. Mark es el auténtico maestro de las técnicas: disciplina, meticulosidad, refinamiento. Y por supuesto, el maestro en persona, Vidal, con el que he tenido el inmenso honor de trabajar. Tiene tanto carisma que literalmente ilumina cualquier habitación en la que se encuentre. Además de todo esto, he admirado durante mucho tiempo a algunas personas del mundo de la moda, en particular a Hussein Chalayan. Su trabajo es muy elocuente para mí, su simplicidad e ingenuidad me parecen increíbles y creo que es un genio creativo absoluto y auténtico. Intento que mis puntos de referencia no se centren sólo en el cabello, sino que también abarquen otras personas y profesiones paralelas relacionadas con el arte. Me encanta la música, la moda, el diseño, la arquitectura, el cine... y la lista sigue creciendo.

¿Cómo nació Saco?

Saco surgió en mi mente cuando la nueva era de Sassoon comenzó, a principios de los años 2000. Sentí que era el momento perfecto para comenzar mi propia andadura con mi socio, Aldo Furfaro. Abrimos dos salones en 2006, en Londres y Montreal, la ciudad natal de Aldo, con sólo unas semanas de diferencia y desde entonces el negocio ha ido creciendo continuadamente. Luego abrimos en San Diego y posteriormente en Burdeos. Desde esos comienzos, hemos abierto también en Budapest, Calgary, dos más en Montreal y el mes pasado en Copenhagen.

¿Por qué elegisteis Saco como el nombre de vuestra marca?

Saco significa éxito y detalle en japonés, según la entonación que se le aplique a la palabra. Pensamos que era una afirmación positiva y que reflejaba nuestra manera de ver el trabajo. Creo que hoy en día sigue siendo algo con lo que nos identificamos y hacia lo que aspiramos.

Aunque el nacimiento de Saco es relativamente reciente, Saco ha conseguido ya un gran prestigio tanto en Reino Unido como internacionalmente, ¿a qué crees que se debe este rápido crecimiento?

Nuestro enfoque se resume en el mantra “la belleza primero”. Luchamos para promover una visión positiva de nuestro oficio siempre celebrando los logros individuales e identificando las cualidades únicas que todos tenemos. Tenemos un sistema sencillo y probado que sitúa la técnica mucho más abajo en la lista de prioridades que en la mayoría de academias, nos esforzamos en identificar la longitud y la silueta más adecuadas y entonces miramos a la técnica como el mejor camino para conseguir el resultado deseado. Esto sobre todo nos libera creativamente y nos permite seguir fieles a la razón por la que nos metimos en esta profesión: hacer que la gente luzca y se sienta mejor.

¿Qué crees que ofrece Saco a la peluquería británica e internacional?

Espero que podamos ofrecer una perspectiva moderna del cabello bonito. Tal como he mencionado antes, somos unos apasionados de la creatividad y de encontrar el estilo idóneo, pero sobre todo, de la formación. Nos encanta compartir ideas y técnicas con profesionales que piensan como nosotros.

Actualmente Saco tiene seis salones en cinco países diferentes, además de cinco academias, ¿por qué elegisteis la dispersión geográfica como modelo de negocio?

Es una buena pregunta, porque no parece muy lógico empresarialmente abrir en un espacio geográfico tan amplio, pero eso significa que podemos trabajar con gente muy diferente en lugares muy distintos y eso hace que estemos literalmente, en todas partes. (Risas) Para mí es la gente la que marca la diferencia y también la que da forma a nuestra empresa, así que la respuesta es esa en realidad: por la gente estupenda que hemos encontrado.

Ese capítulo, el de la formación, es uno de los aspectos más cuidados en vuestra firma, ¿cómo es el sistema formativo de Saco?

Todo nuestro trabajo tiene una base técnica. Intentamos promover la idea de crear forma a través de una técnica, creemos que esto nos da el entendimiento fundamental de cómo cortar el cabello, más que de aprender a hacer una serie de cortes. En cuanto al color, nuestra misión es complementar la forma con una colocación fantástica del color, trabajando armoniosamente con el corte de cabello para enfatizar sus elementos clave.

De este modo, y según vuestra perspectiva formativa en Saco, ¿cómo debe ser la formación en peluquería para ser un éxito?

Creo que la formación siempre debe impartirse con pasión, conocimiento y paciencia.

En pocas palabras, ¿cómo describirías el tipo de peluquería que identifica a Saco?

Contemporánea, técnica y comprensiva con la individualidad.

En Saco trabajáis en prácticamente todas las facetas de la profesión, desde sesiones de foto hasta backstages, formación y el día a día en el salón, ¿cuál es la vertiente que más te gusta?

Me gustan todas, principalmente porque a cada una le veo su atractivo. El salón es genial porque pasas tiempo con cada persona y puedes crear algo especialmente para ella, mientras que el backstage es un reto profesional apasionante para trabajar en equipo y crear looks increíbles. La formación es maravillosa porque no sólo te permite compartir tu conocimiento con otros estilistas, sino que también te fuerza a examinar tu propio trabajo y tus métodos, pero creo que es en el trabajo fotográfico donde definimos quienes somos y hacia dónde se dirige nuestro trabajo. Es mucha presión pero también te recompensa mucho cuando todo sale bien, siempre me siento muy orgulloso de generar algo colectivamente como un equipo artístico.

El mundo y la manera de compartir la información ha cambiado muchísimo en la última década, ¿crees que la globalización también ha llegado a la peluquería o siguen habiendo estilos diferenciados según el país?

Es cierto que el mundo es un lugar más pequeño ahora, sin embargo creo que sigue habiendo diferencias de gusto y técnica según la parte del mundo en la que te encuentras. Algunos países tienen un sentido identitario más fuerte que otros y cada uno tiene su perspectiva. Creo que la única cosa que trasciende la tendencia es la belleza, y que todos aspiramos a ella.

Este pasado mes de febrero has estado en España realizando un seminario en San Sebastián, ¿te has sentido bien recibido por los profesionales españoles?

Qué parte más bonita del mundo, me ha fascinado la situación de la ciudad entre las montañas y el mar, impresionante. Realizamos un curso avanzado de corte y color para Alfaparf en la academia de Ramiro Mata, lo pasamos muy bien y creo que fue recibido muy positivamente. La respuesta de los asistentes fue genial ¡e incluso confirmamos el próximo curso allí antes de irnos!

¿Cómo ves la peluquería española actual?

Por mi conocimiento de la peluquería de vuestro país diría que goza de mucha diversidad. Creo que hay grandes técnicos en España que realizan un trabajo alucinante, por ejemplo Ramiro Mata y también Marco, Jose y Jorge, los chicos que están detrás de X-presion.

Vuestra colección Curve, que acompaña a esta entrevista, destaca por sus bellos tonos pastel, ¿qué queríais transmitir con esta visión de las tendencias?

La colección Curve se inspira en el gran arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. Su uso del color y la forma es increíble, repercutiendo en sus entornos y promoviendo una extraordinaria fluidez en las siluetas. Su trabajo  me habla de volumen y de permanecer receptivo al entorno de cada uno, y en nuestro caso como peluqueros, de permanecer alerta a la individualidad y celebrar las cualidades únicas de cada uno.

Ya para terminar, una mirada hacia delante... ¿cómo veis el futuro más cercano en Saco?

Bueno, ahora tenemos un trabajo duro desarrollando nuestro proyecto de franquicias. Estamos obteniendo una buena respuesta, de manera que nos resulta muy enriquecedor trabajar con mucha gente nueva. Aparte de eso, sigue en marcha mi misión personal de desarrollar nuestro portal online. Me apasiona poder compartir el trabajo con gente de todas partes del mundo, es realmente increíble todo lo que tenemos al alcance de los dedos hoy en día y es genial ser parte de ello.

Saco: Estructura y emoción

Subir