PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Peluquerías originales

Blackstone

Bienvenido, Mr. Dandy

por Neus Hilari

Lujo, sofisticación y exclusividad se materializan en un único espacio: Blackstone, un salón exclusivamente para hombres situado en el prestigioso barrio de Salamanca de Madrid. Inspirándose en la barbería tradicional de la Gran Bretaña victoriana, Blackstone ofrece un menú de servicios específicamente creado para el cuidado de la belleza global  masculina, entre los que se encuentran tratamientos de barbería, peluquería y estética. Un oasis que destila elegancia y rescata aires perdidos del dandismo, en el que sólo los hombres son los protagonistas de un mundo sólo para ellos.

Si pensamos en clientes potenciales de estética y peluquería, es muy probable que nos vengan a la mente las mujeres. Durante décadas, ellas han sido las que acudían al salón para pasar largas horas cuidando de su belleza, un acto que los hombres solían percibir como afeminado.

Afortunadamente, los tiempos cambian, como también la actitud de los hombres ante el cuidado de su cuerpo y su cabello. Cada vez son más los que deciden cuidar su piel con tratamientos específicos, desconectar con un buen masaje, echar mano de la depilación o cambiar de look con servicios de color. En los últimos años, el hombre se ha convertido en un cliente potencial de belleza, algo que los buenos profesionales, como el equipo del grupo Rizos, supieron captar enseguida para empezar a adaptarse a la nueva situación, tal y como afirma Jairo Alonso, director de comunicación y relaciones públicas de Rizos, “la apertura de Blackstone es una idea que venía fraguándose hace mucho tiempo, ya que el hombre era un cliente muy potencial en nuestros demás salones y los tiempos que corren exigen que pueda disponer de un espacio exclusivo para él”. El resultado de esta adaptación es Blackstone, un espacio cálido, exclusivo y elegante que ofrece a los hombres la oportunidad de dejarse llevar con las experiencias holísticas de tratamientos que van más allá de la simple barbería tradicional.

Así que, sólo entrar en Blackstone, un imponente salón de dos plantas ubicado en una de las zonas más exclusivas de Madrid, uno ya puede advertir que lo encontrará al cruzar la puerta no es una barbería tradicional. Blackstone es sinónimo de lujo, cuidado, exclusividad y trato personalizado, cuatro adjetivos que pretenden recuperar el espíritu de los clubes de barbería del Londres victoriano. Jairo lo tiene claro: “Blackstone es el “Wellness Club” del dandy, ésa es nuestra filosofía. El salón es un lugar para hombres, que recupera el ambiente de los locales donde se ofrecía desde un corte de pelo, un auténtico afeitado a navaja hasta servicio de limpia-botas. Son espacios que se convirtieron en los auténticos “clubs masculinos” de las décadas pasadas, y eso es precisamente lo que queremos conseguir con Blackstone”.

La idea está clara: exclusividad y lujo para auténticos dandys del siglo XXI. Es por esta razón, que también toma mucha importancia la ubicación del salón, en pleno barrio de Salamanca. Su decoración  se estructura con toques de madera de roble y acero para reflejar un espíritu muy masculino que culmina con un aire de elegancia retro. A los tonos amaderados se les une la importancia de la luz natural, que crea un estudiado ambiente relajante y sobrio, y la distribución del espacio del salón, pensada como invitación a la intimidad entre el cliente y el estilista.

“La decoración está basada en influencias muy inglesas para poder reflejar una filosofía de buen gusto, elegancia y refinamiento, y conseguir una atmósfera global de bienestar digna de un auténtico caballero. Una idea que se refleja en todo el salón, desde los sillones de Takara, que son una vuelta a la nostalgia, pasando por la recepción con futbolín integrado o los relajantes sillones cheester del lavacabezas”, explica Jairo Alonso.

Venerando al caballero

Evidentemente, la filosofía de ofrecer un cuidado exclusivo para hombres también se refleja con una oferta de tratamientos altamente selectivos que ofrece un selecto grupo de cuatro profesionales muy cualificados, entre los que se encuentran el director del salón, un estilista, un esteticista y una persona encargada de wellness. Así que, el cliente que acuda a Blackstone, más que servicios encontrará rituales, todos adaptados personalmente a sus características y necesidades personales. “En el salón tenemos planificado un protocolo de atención muy concreto para atender a nuestros clientes desde que llegan hasta que finaliza el tratamiento que desean. Nada más entrar en el salón, el cliente tiene a su disposición un salón de juegos en el hall, donde también puede degustar un buen café aromatizado con brandy o moscatel o una copa burbujeante de Piper Brut.

En los rituales el factor masaje está muy presente, tanto en el lavacabezas como en el tocador. Tratamientos en los que entra muy en juego Redken, la firma con la que trabaja Blackstone y que ofrece un abanico muy amplio de tratamientos específicos para el hombre. Además, en el salón también cuentan con los productos de barbería de Truefitt&Hill, que empezó a comercializarse en 1805 en Londres y que, actualmente, tienen a su disposición exclusiva los clientes de Blackstone, que pueden disfrutar de sus cremas de afeitar, brochas de tejón, aftershaves, colonias y cepillos de una calidad altísima.

Lujo, perfección, exclusividad... Blackstone ha nacido para elevar el cuidado masculino y crear nuevas formas de estética y peluquería para hombres. Una nueva generación de dandys que disfruta inventando su estilo y cuidando su imagen y que, por suerte, ahora de dispone de Blackstone para rendir culto a su cuidado. ¡Enhorabuena!

Blackstone

Subir