PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Peluquerías originales

SalvaG*

Estilo, vanguardia y buen humor

por Magda Simó

Con un estilo decorativo protagonizado por la madera, piezas de mobiliario especiales y un aire ecléctico, SalvaG* abre sus puertas cada mañana en el barrio gótico de Barcelona, como emblema de un negocio personal y casi mágico, que no se somete a la moda porque es moda en sí mismo y defiende los valores absolutos como clave de un interiorismo estático pero que sigue impactando como el primer día.

Laura Betato lleva ya tres años al frente de SalvaG*, después de decidirse a comprar el negocio tras seis años de experiencia dentro del mismo. Un negocio y una marca que se encarnan en el emblemático salón de la calle Avinyó de Barcelona (sí, la misma calle de las famosas “señoritas” que pintó Picasso). Y decimos emblemático, porque SalvaG* lleva muchos años siendo un referente de la peluquería más transgresora de la ciudad, situado en pleno barrio gótico. “Nos definen como transgresores y vanguardistas, y eso está muy bien, pero la gran diferencia es la técnica de corte y la gran disciplina con la que trabajamos”, defiende Laura Betato, alejándose de muchos de los tópicos que rodean a la firma. “Ser rigurosos con nuestro trabajo hace que SalvaG* continúe siendo una marca de referencia. Basamos nuestra exigencia en la pureza del corte y su color”.

Cuando Laura se hizo cargo de SalvaG*, el salón ya se encontraba en funcionamiento y su interiorismo apenas había cambiado en quince años. “Aunque parezca extraño, la decoración del salón es tan especial como estática”, explica. “Junto a su localización, uno de los mayores activos del negocio cuando lo adquirí fue sin duda la distribución de los espacios y la magia de su decoración. No deja indiferente a nadie y eso me gusta mucho. Cada cambio y aportación decorativa ha sido siempre respetando la idea original”. Una idea decorativa en la que predominan la madera y los tejidos, y donde imperan los colores blanco y negro, coincidiendo con los colores corporativos de la marca. “La mezcla de diferentes estilos decorativos es la que seguramente da a SalvaG* el aire personal e intransferible, ese sabor único”, añade su propietaria. “El diseño del salón lo mantenemos prácticamente intacto, eso sí, con un exhaustivo mantenimiento que lo mantiene fresco como una rosa”. En SalvaG*, algunas de las paredes están forradas con telas, dándole al salón un carácter muy particular. Además, cuentan con varios muebles restaurados o hechos a mano especialmente para la peluquería. “Tengo que darle las gracias por eso a Siré, aunque en realidad cada una de las piezas del mobiliario tiene historia y la mayoría son únicas, ese es el encanto del salón”, explica Laura Betato.

SalvaG* cuenta con un espacio de 200m2 divididos en tres plantas, que acogen cinco espacios diferenciados y 13 tocadores (“¡Pero no somos nada supersticiosos!” bromea Laura). Un amplio salón que además cuenta con la baza de la ausencia de paredes y de una ubicación inmejorable en una zona con una gran afluencia turística. “Son miles las personas que pasan a diario por delante de nuestro escaparate, de manera que se convierte en un gran reclamo publicitario incluso para firmas que nada tienen que ver con nuestro negocio. Hemos dedicado nuestro exclusivo espacio a marcas como Nike, Absolut, Levi’s o Rayban, y por supuesto, a nuestras colecciones fotográficas”, explica. Recientemente, en SalvaG* han hecho grandes cambios a esa parte tan visible del negocio, tal y como detalla Laura: “Ahora contamos con un escaparate muy pensado. Carol, Gala y Sheila nos lo propusieron como su proyecto final de escaparatismo. Se trata de una enorme trenza roja en el centro y una lucha de tijeras contra rulos, además del eslogan ‘¿Te lo rizo o te lo corto?’. ¡Ha sido todo un éxito!”.

Algunos de los puntos más identificativos del estilo decorativo del salón se encuentran ya en la recepción, como un enorme panel iluminado con el logo de la firma y un antiguo secador de casco convertido en lámpara, que según nos explica Laura es un lugar de foto obligada para todos los turistas que pasan por la peluquería. “También nos da los buenos días cada mañana una obra de Buenafuente, que hizo para desearnos un buen viaje de negocio”, puntualiza. En la planta de arriba se sitúa la zona de lavacabezas, al final del salón, donde se ha creado un ambiente distinto gracias a una música ambiental independiente, a aromas diferenciados y una iluminación especial, más tenue y con la posibilidad de iluminar de forma directa los lavacabezas sin molestar a los clientes. En el campo de la iluminación, hace muy poco que se ha consolidado la conversión del 100% de la iluminación de SalvaG* a bajo consumo, tal y como explica Laura: “Es cierto que este tipo de iluminación aún tiene algunas limitaciones, pero tenemos plena conciencia ecológica y somos muy sensibles a los criterios medioambientales que por suerte ganan terreno cada día que pasa. De este modo, hemos combinado diversas opiniones profesionales con el criterio del grupo de trabajo y sus necesidades, llegando a un resultado tan mágico como práctico”.

A la hora de definir, como colofón al reportaje, qué es lo que se quiere transmitir con el interiorismo de SalvaG*, Laura Betato lo tiene claro: “Valores absolutos. Blanco o negro. Todo o nada. Retro o vanguardista.” Y definitivamente, ver el salón y adentrarse en su especial atmósfera, es creer en ello.

SalvaG*

Subir