PLANETLOOK.COM Peluquería y Estética Profesional by CC MAGAZINE

Reportajes de peluquería profesional

Anison, sí se puede

Anison es una peluquería espectacular situada en una vía principal en Mataró, ciudad costera al norte de Barcelona. Suficientemente rompedora para que la gente pare el coche, se acerque a verla, descubra que trabaja con marcas de primer nivel y traspase la puerta del centro.

Texto:  Maite Aldazabal y Fotos: Romuald Gallofré

Anison es una peluquería espectacular situada en una vía principal en Mataró, ciudad costera al norte de Barcelona. Suficientemente rompedora para que la gente pare el coche, se acerque a verla, descubra que trabaja con marcas de primer nivel y traspase la puerta del centro. Allí se encuentra un centro con una ambientación acogedora, luminosa y moderna y un recibimiento cercano.

Anison, que contiene las mismas letras del nombre de Sonia, es el acrónimo de Ana (esteticista) y Sonia Guijarro Garzón (peluquera). Las dos hermanas se establecieron en un pequeño local de la familia en una barriada de Mataró. Durante 13 años Sonia atendió a su clientela en un pequeño espacio de apenas 30 metros cuadrados sin sala de espera y casi sin almacén a poca distancia de su actual ubicación. Sonia es uno de esos profesionales inquietos que cada año acuden a los eventos de Londres para ponerse al día de las tendencias más actuales y reciclarse como peluqueros. Su voluntad es recopilar las tendencias internacionales, los nuevos estilos y los productos más avanzados y trasladarlas a su clientela. Crea sus propias colecciones que divulga, junto a otros certámenes o trabajos (novias, por ejemplo), en su Facebook. Tal vez por ello, el anterior salón se quedaba pequeño. El “Sonia, tú eres grande” de Rafael Muñoz, agente comercial del grupo Wella en la zona, le hizo ganar confianza en sí misma para lanzarse a la aventura.

Tras recibir los permisos del Ayuntamiento, que vetó algunas de las ideas del grupo de decoradores Xavier Martín, se abrió el centro en apenas mes y medio trabajando sábados y domingos para tenerlo todo a punto justo antes de la campaña de Navidad del 2014. Anison es una demostración del sí se puede. Sí se puede tener una peluquería de alto nivel ofreciendo servicios de calidad en un barrio. Ser una gran profesional trabajando en la ciudad que te ha visto nacer. Es un ejemplo de lo que se puede conseguir con ilusión, tesón, buen hacer e ideas claras.

 

El nuevo salón

Sonia Guijarro Garzón tuvo el acierto de elegir un buen equipo de decoradores, pero ella sabía lo que quería. Un local luminoso, acogedor con espacios diferenciados donde la gente pudiese mirar una revista mientras esperaba ser atendida, los ocho tocadores con espacios individuales, juntos pero separados, espacio para el almacenaje de productos, documentación y poder guardar los abrigos de las clientas; un office para el personal; un laboratorio donde hacer las mezclas; los lavacabezas cómodos para el cliente y el profesional; y una oficina que se ha transformado en una cabina de estética para poder dar un servicio complementario (manicuras, depilaciones…) a sus clientes. Sonia reconoce que ha corregido las deficiencias de su anterior local. De los errores, se aprende.

Lleva casi un año en este local y cada día se sorprende que entre clientela nueva. En su anterior local eso ocurría una vez al mes y Sonia lo vivía como un acontecimiento. Muchos entran por el boca a boca, otros al ver el local tan vanguardista… Apenas ha hecho publicidad. El mantener las tarifas le ha permitido conservar la clientela de siempre y ganar otros nuevos que se sorprenden al comprobar cómo trabajando con marcas de calidad como Sebastian, Wella o Nioxin oferta precios competitivos, así como los packs de color o corte de siempre. No podía ser de otro modo en una zona de clase media y trabajadora. Hoy el equipo lo forman 5 peluqueros, hace un año solo estaba Sonia. Ella saluda a sus clientes por el nombre. Ya son dos generaciones las que acuden a Anison que vuelven por la calidad, el servicio y el precio.

Los servicios que más piden sus clientes son el corte de pelo, los cambios de color o las mechas.

A Sonia Guijarro Garzón le gustan los retos. El próximo: hacer una colección trabajando el color y la creatividad con la colaboración de Montse Moreno Millán, diseñadora de moda.

 

Anison, sí se puede

Subir